El satélite Arsat-1, con tecnología chivilcoyana

El satélite Arsat-1, con tecnología chivilcoyana

El primer satélite geoestacionario de telecomunicaciones fabricado en la Argentina, Arsat-1, puesto en órbita el pasado jueves a las 18.43 desde la base Kourou de la Guayana Francesa, cuenta con varias piezas que fueron fabricadas en la empresa CNC Mitre S.R.L., de Luciano Giacomini, que funciona en el Parque Industrial Chivilcoy.
En una entrevista que mantuvo Giacomini en el programa Buenos Días de Radio Chivilcoy, señaló que «es una meta alcanzada desde el momento en que tuvimos que salir por necesidad a buscar nuevos clientes. En un momento determinado desembarcamos en INVAP, que en el 2008 estaba disgregada en ocho locales dentro de Bariloche y en la actualidad está integrada en una sede totalmente moderna».
Sobre el satélite, expresó que «Arsat-1 girará por encima de Argentina y va a irradiar y recibir información de nuestro país y también de los limítrofes. Estará los 365 días del año y las 24 horas del día arriba de Argentina: ese es el concepto de este tipo de satélite, diferente al SAC-D/ Aquarius lanzado en el 2011, que también cuenta con muchas piezas fabricadas en CNC Mitre».
Sobre la empresa chivilcoyana, Giacomini dijo: «Lo que aporto es mi experiencia en cuanto a encamisado, materiales, cómo elaborarlos, pero el realizador de todo esto ?y lo digo con mucho orgullo? es mi hijo Bruno, quien ha tenido un despegue técnico sumamente importante y seguramente seguirá capacitándose a través del tiempo».
«Estamos a pleno con INVAP, porque está trabajando en desarrollos que recién va a terminar dentro de cinco años. Es una empresa para maravillarse, parte de la Argentina escondida que muchos no conocen», dijo, y agregó que para los aportes realizados «hemos tenido que equiparnos con tecnología de última generación, como por ejemplo una máquina suiza especializada para hacer ciertos tipos de trabajos, y otra máquina similar, pero con tecnología diferente para materiales especiales, como el Titanio grado 5?.
Sobre las piezas aportadas desde Chivilcoy, dijo: «Hacemos unas piezas estratégicas para el punto de vista de la resistencia mecánica de toda la estructura, que son los anclajes y cajas, con diseños muy especiales, donde van todos los controles electrónicos».
Por último, Giacomini manifestó que «hasta hace pocos años, los satélites que construía INVAP, bajo las directivas de la NASA, tenían que ser llevados al banco de pruebas de Brasil, pero hoy por hoy, Argentina cuenta con un banco de pruebas con una tecnología superior a la brasileña».

La Razón de Chivilcoy
Fuente: La Razón de Chivilcoy

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comentarios recientes